Aproximadamente unas 300 mujeres, se manifestaron ayer frente al Tribunal Constitucional (TC) de Chile, luego de conocerse la decisión de este de suspender la distribución gratuita en los consultorios médicos, de la píldora anticonceptiva conocida como la pastilla del día después, además, de extender la prohibición a otros métodos anticonceptivos como los dispositivos intrauterinos (DIU) y los anticonceptivos orales regulares que contengan en su composición la droga levonorgestrel, lo cual resulta irrisorio porque son prácticamente todos.

pildora.jpg

La medida tomada por este organismo judicial, residuo de la era “Pinochetista”, pero que conserva aún hoy, dieciocho años después de la restauración democrática, un importante poder en la estructura judicial del país, basó su decisión en el argumento, que los mencionados anticonceptivos violan el derecho natural a la vida.
Se calcula que el fallo afectará a por lo menos tres millones de mujeres.

Entonces, un importante número de chilenas, indignadas con esta arcaica resolución y considerando que significará no solamente un absoluto retroceso en las libertades conseguidas, sino en el plan de planificación familiar para los sectores más pobres de la sociedad que impulsa el gobierno, salieron a las calles para expresar su bronca.

Foto: elamaule