ozono.jpgAyer se cumplieron 20 años de la firma del Protocolo de Montreal y se festejó el Día Internacional de la Prevención de la Capa de Ozono. Dos décadas ya han quedado atrás en la lucha contra la producción de gases de efecto invernadero que deterioro el escudo protector que protege a la tierra de las radiaciones ultravioletas B (UV-B) emitidas por el sol.

El 16 de septiembre de 1987 se firmó el primer tratado internacional para abordar la problemática del debilitamiento de la Capa de Ozono. El Protocolo de Montreal fue un acuerdo de cooperación internacional para reducir en un periodo de tiempo de corto plazo las emisiones de gases contaminantes.

En la actualidad 191 países ratificaron el tratado global. Dentro del acuerdo se han seleccionado los elementos químicos más nocivos para el agujero de Ozono utilizados principalmente en los países desarrollados. En los últimos 20 años se ha logrado disminuir un 95% la producción y emisión de gases con compuestos de cloro.

La problemática se extiende a la salud, ya que la exposición excesiva a los rayos solares puede tener consecuencias directas en la piel y sus daños pueden generar cáncer. Además del riesgo directo en las personas, los efectos del agujero de la Capa de Ozono se observan en la flora y la fauna, ya que altera los ecosistemas en los que habitan.

Foto: VTV