nina-encarcelada.jpgBélgica suspendió la deportación de una niña de 11 años y de su madre.- Las dos mujeres ecuatorianas se encontraban ya en el aeropuerto de Bruselas, a pocos minutos de abordar el avión que las regresaría a Quito, cuando la buena noticia llegó. Según la disposición de un tribunal belga la madre y su hija de 11 años no serían deportadas y finalmente fueron puestas en libertad.

El caso de Ana Elizabeth Cajamarca y su pequeña Angélica Loja Cajamarca llegó a la prensa y a los medios gracias a las numerosas denuncias realizadas por los abogados de la familia.

La sociedad belga se conmocionó cuando salieron a la luz las verdaderas causas de la detención de las dos ecuatorianas. Según informaron los medios de comunicación un vecino realizó la denuncia porque las consideró “peligrosas” y “delincuentes”. Está máxima expresión de discriminación generó gran rechazo en la opinión pública.

Cientos de personas participaron activamente de las manifestaciones organizadas por la Unión para la Defensa de los Sin Papeles (UDEP). Esta organización se encuentra en la actualidad denunciando los casos de niños menores de edad que son privados de su libertad y encerrados en estos centros de reclusión únicamente por ser hijos de inmigrantes.

El Tribunal que determinó la liberación, evaluó la situación de las dos mujeres latinas y consideró que la detención en un Centro de Retención de inmigrantes indocumentados violaba la Convención Europea de los Derechos Humanos y la Convención de los Derechos del Niño.

Foto: Rio Negro