caos_vial1.jpgLey del Ruido, bajando los decibeles.- Ya está en vigencia la Ley del Ruido en la Ciudad de Buenos Aires. Tras dos años de haberse sancionado ya están listos los controles para hacerla efectiva. Desde el gobierno de la ciudad, prometieron ser muy rigurosos con los que no la cumplan, y para ello cuentan con 120 empleados dedicados a la exclusiva tarea de castigar el ruido.

Así que ojo! no es para andar haciendo ruido porque sí. Todos los ruidos estarán bajo la lupa de ahora en más: boliches, bocinas, obras en construcción, sirenas de ambulancias, policías y bomberos y cualquier otro ruido molesto que se les ocurran para agregar a la extensa lista.

Realmente, resultan alarmantes los altos niveles de ruido a los que están sometidos los porteños. Así lo reveló la Asociación Civil Oír Mejor en un relevamiento que hizo en la ciudad, en el que demostró que en Buenos Aires, se superó la media tolerable por el oído humano, que son 70 decibeles en el día y 60 en la noche, superando los 80 sin diferencia entre día y noche.

Entonces, cuidado y atención a aquél que le gusta quedarse prendido de la bocina en los embotellamientos o aquél que en su casa se pasa de decibles escuchando música. O más aún, quién no sufrió un sábado a las 9 de la mañana, en plena luna de miel con la almohada, los martillazos del vecino al que se le ocurrió refaccionar la casa :) La situación, es que las multas ascienden hasta 50 mil pesos en casas particulares y 100 mil en fábricas.

Por sobre todo, la ley se orienta a preservar las zonas residenciales, en las cuales los decibeles no pueden superar los 65 decibeles de 7 a 22 y los 50 de 22 a 7 horas.