frutas.jpgEl azúcar el nuevo biocombustible.- ¿Los biocombustibles una solución para el medio ambiente o la causa de más hambruna en el mundo? Estas dos hipótesis continúan siendo eje de los debates internacionales. Según los últimos informes publicados en la revista Nature el azúcar también puede ser utilizado como combustible y es más potente que el mismo etanol.

Según informaron los investigadores norteamericanos, de la Universidad de Wisconsin-Madison, este nuevo biocombustible, considerado de segunda generación, competirá con el petróleo. Además aseguraron que será el combustible del siglo XXI.

El azúcar que se encuentra en frutas como la manzana o la naranja y en la miel es la base de este nuevo método para generar carburantes.

Lo interesante para observar de las notas que abordan esta temática no es el gran avance científico, sino los intereses económicos que emergen y rodean a estos nuevos biocombustibles. Estados Unidos y los países de la Unión Europea están apoyando estos nuevos carburantes. Mientras que sectores más críticos reconocen que la elaboración de los combustibles a base de alimentos solo profundizaran la pobreza y el hambre en todo el mundo. Esta más que demostrado que los biocombustibles tienen consecuencias directas en el aumento de los precios de los productos agrícolas.

Foto: Alimentación Sana