deshielo-de-la-antartida.jpgLas consecuencias del calentamiento global se observan también en la Antártida. Según informaron científicos de la NASA el retroceso de los hielos, en el año 2005, fue el mayor en las últimas tres décadas.

El Jet Propulsion Laboratory en California que trabaja en conjunto con la Universidad de Colorado difundió los nuevos índices. El deshielo se observó a 900 kilómetros tierra adentro, a altas latitudes, a sólo 500 kilómetros del Polo Sur.

“La Antártida no había mostrado indicios de calentamiento en el pasado reciente salvo en la Península Antártica, pero ahora amplias regiones están mostrando los primeros signos del impacto del calentamiento, según se interpreta de este análisis de satélite”, señaló Konrad Steffen, investigador de la Universidad de Colorado.

Las observaciones se realizaron a través de satélites la agencia espacial estadounidense que registró el derretimiento de los hielos en la Antártida. Mediciones de datos recibidos por estos satélites permitieron establecer la dimensión de los deshielos entre los años 1999 y 2005.

El derretimiento de las capas de la Antártida tiene como consecuencia directa el aumento de los niveles de los mares. En el informe presentado por el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático de la ONU se determinó que las temperaturas seguirán subiendo. Por lo cual se espera que la problemática se agrave.