marchas-a-favor-de-la-despenalizacion.jpg“Sí al derecho a decidir”. Las mujeres de América Latina tienen derecho a decidir sobre su cuerpo, y ser madre es una elección de ellas. La aprobación de la despenalización del aborto en México es un gigantesco avance en el respeto de este derecho que otras naciones deberían imitar.

La legalización del aborto se presenta en los países de Latinoamérica como una problemática conflictiva, en donde diferentes actores sociales disputan poder sobre la decisión final. México ha sido un claro ejemplo de esto en los últimos días.

A pesar de la oposición de la Iglesia Católica y de sectores de derecha, la Asamblea Legislativa del Distrito Federal aprobó el proyecto que posibilita reformar el Código Penal, permitiendo la interrupción del embarazo hasta las 12 semanas de gestación, y transfiriendo a los hospitales públicos la obligación de realizarlo.

El debate de la reforma fue extenso y difícil, pero la votación finalizó en 49 votos a favor y 19 en contra. El proyecto fue presentado por legisladores del Partido Revolución Democrática PRD y se sumaron para la aprobación el Partido Revolucionario Institucional (PRI), Nueva Alianza y la coalición socialdemócrata. Mientras que la oposición estuvo conformada por el Partido de Acción Nacional (PAN) y el Partido Verde Ecologista (PVEM).

En las calles de la capital mexicana las posiciones también estuvieron divididas. Manifestantes polarizados se presentaron en el centro histórico de la ciudad para hacer escuchar sus voces. Las consignas de los partidarios de la reforma y de grupos feministas expresados en carteles y boletines exclamaban “Por el derecho a decidir” y la “Despenalización ya”. Mientras que los grupos cristianos y militantes antiabortistas se reunían bajo el lema de “no a la muerte” y “asesinos”.

Según una encuesta realizada por el diario Reforma de México, el 53% de la población de la Ciudad de México aprueba la legalización del aborto en las primeras 12 semanas de gestación, mientras que el 43% lo desaprueba.

Los números reportados por la Secretaría de Salud en el Distrito Federal muestran que 7 mil abortos se realizan en hospitales y cerca de 28 mil se hacen en la clandestinidad. En esta histórica reforma las mujeres de la ciudad de México han logrado que se respete su derecho a decidir y a vivir.

Foto: EFE/AP